6 consejos para transformar tu cama en un capullo

Image Une AMV

Sea que disfrutamos de unos minutos extra durante la semana o si pasamos el domingo entero allí, la cama es nuestro lugar favorito. Aquí tienes algunos consejos para hacer de tu dormitorio principal un capullo de suavidad.

 

Foto de portada: @matildadjerf

 

Escoger un edredón mucho más grande

Opta por un edredón que alcance el piso. No te contentes con elegir solo el tamaño correcto y apunta a la talla superior. Todo con el fin de cubrir bien la cama y dar la vuelta y envolverte en sus sábanas sin ni siquiera destaparte. Por ejemplo, un edredón de 240 cm de ancho funcionará bien en una cama de 160 cm de ancho. Sin ofender a los puristas.

 

Atenuar la luz

De ser posible, evita las luces en el techo y cualquier luz vertical descendente. Privilegiamos una lámpara de pie y lámparas de noche, cuidadosamente distribuidas. En definitiva, una iluminación lateral y suave. Elegimos bombillas cuya luz tiende a amarillear, idealmente a 3000 lúmenes para una habitación de 15 metros cuadrados.

 

Foto: @crispsheets

Multiplica los cojines

Como nunca se tiene demasiados cojines, recomendamos la siguiente variación: 1 par de almohadas cuadradas, 1 par de almohadas rectangulares y, para terminar, un par de pequeños cojines decorativos. Tus noches solo serán más suaves. Tus días mejor decorados.

 

Despareja los colores (pero no demasiado)

Jugando sutilmente con la armonía y las diferencias, desparejamos las fundas a color de las almohadas cuadradas y rectangulares, buscando crear el contraste. Luego combinamos las fundas de almohada cuadradas con la funda de edredón y las fundas de almohada rectangulares con la sábana ajustable. Un mix and match dentro de las reglas del arte.

 

Invierte en una cabecera

Podría decirse que es la pieza de decoración más importante en el dormitorio (y con demasiada frecuencia subestimada). En ella se consolidará toda la majestuosidad de la cama, protegiendo tu pared. Si la eliges en tela, asegúrate de que la funda sea extraíble y lavable para una limpieza de primavera completa. Si lo que buscas es crear una atmósfera, la madera aporta calidez y nobleza, el lino frescura y voluptuosidad, el terciopelo un efecto boudoir, la caña o ratán (muy de moda) un sutil humor de los 70s.

 

Foto: @jeanasohn

Blancos brillantes

A la hora de lavar sus sábanas blancas, nada como ponerlas en la máquina, a 40°, con una cucharada grande de percarbonato de sodio (disponible en farmacias orgánicas). Saldrán blancas y frescas como jamás visto. Una astucia natural para revivir la luminosidad del blanco cuidando el medio ambiente.

El AMV Journal es un lugar dedicado a encuentros, descubrimientos y viajes. Cada semana, vibra al ritmo de los favoritos, retratos e inspiraciones de American Vintage y su estudio de diseño.