A toda velocidad con el piloto Hadrien David

BEN_7315 UNE

NUEVOS MODELOS es una serie de retratos y entrevistas de personas e iniciativas que están dando forma al mundo del mañana. Moda, gastronomía o diseño… ¿cómo podemos producir de manera diferente? ¿Quiénes son las personas que promueven el cambio y por qué?

Hoy conoceremos a Hadrian David, quien inspira admiración por su corta edad, su entusiasmo y determinación. Con menos de 18 años, es el campeón más joven en la historia de la Fórmula 4. Conoce a la estrella en ascenso del automovilismo.

 

Sigue a Hadrien en Instagram @hadriendavidofficial
En la imagen de portada, Hadrien lleva la sudadera IBOWIE en color crudo.

 

Hadrien David cumplirá 18 este año y su determinación inspira admiración. Su historia con los motores comenzó en 2012, cuando se inició en el motocross, bajo la influencia de un padre apasionado. En el 2019 se pasó a las 4 ruedas. Su abuelo lo lleva a una carrera de karts: «Tuve una revelación y entendí que quería convertirlo en mi trabajo. Me inscribí en la escuela de manejo de Royan«. A fuerza de sesiones de entrenamiento, fue seleccionado para participar en la carrera. El resto ocurre en la Fórmula 4.

 

 

Hadrien viste el suéter TIDSBURG en marrón y los pantalones BIABAY en caqui.

Sus días se dividen hoy por hoy entre períodos de competición y de entrenamiento, parte de los cuales se desarrolla en un centro especializado. «Paso varios meses cerca de Annecy en el 321 Perform Center. Allí, me ayudan a prepararme tanto física como mentalmente. No nos damos necesariamente cuenta, pero dentro del coche, el volante no ayuda. Debes tener mucha resistencia en los brazos para poder girarlo durante los 35 minutos de carrera. Lo mismo ocurre con el cuello: estamos pegados al asiento a excepción del cuello por lo que tienes que desarrollar los músculos de la parte superior del cuerpo para mantenerte estable durante la carrera «.

 

 

Hadrien lleva el abrigo OOKLAOMA en azul marino, los pantalones LUNIPARK en verbena y la camisa PYLOW en azul marino.

La despreocupación diaria de los jóvenes de su edad no es evidente de inmediato: «Mi padre siempre me decía que el deporte de alto nivel requiere una vida bastante monástica«. Sin embargo, entre las sesiones de musculación, la escuela a distancia y las sesiones de simulación de pilotaje, Hadrien disfruta como nunca: «Trabajo con mucha perseverancia y ganas. Hago algo que me fascina, pretendo sacarle el máximo jugo y darlo todo«. Campeón de F4 en 2020, Hadrien David continúa su ascenso en el automovilismo. Ahora en F3, apunta a los niveles más altos, que espera alcanzar a toda velocidad.

Encuentra a Hadrien David en la Sociedad AMV en septiembre.

El AMV Journal es un lugar dedicado a encuentros, descubrimientos y viajes. Cada semana, vibra al ritmo de los favoritos, retratos e inspiraciones de American Vintage y su estudio de diseño.