Son la nueva guardia de la arquitectura de interior

Kim Haddou et Clément Dufourcq

Kim Haddou y Florent Dufourcq, nueva guardia de la arquitectura de interior

Kim y Florent se conocieron en la prestigiosa Escuela Camondo. Desde entonces, nunca se han separado. Hoy a la cabeza de su propio estudio, encarnan la renovación francesa de la arquitectura de interior. Retrato

Titulados en 2015, Kim Haddou & Florent Dufourcq multiplican, desde hace 3 años, los proyectos transversales. Un pie en Londres, el otro en París, montan juntos “Kim Haddou & Florent Dufourcq”, su estudio de arquitectura de interior y de escenografía. Una firma epónima muy humilde que les pega mucho. Revelados por “Grotto”, su primer proyecto en común, ganan este año el Gran Premio de la Design Parade de Toulon, organizado por la Villa Noailles, en Hyères. Y ponen en escena, este otoño, el trabajo de la fotógrafa Sarah Mei Herman, en una selección de tiendas American Vintage.

¿Qué significa para ustedes “arquitectura de interior”?

Esto significa que tenemos que apropiarnos los lugares existentes, para hacer que sean cómodos, bonitos, prácticos. ¿Cuál era el objetivo? Darles un alma. Dedicamos mucho tiempo a hablar con nuestros clientes, para entender lo que quieren y por qué. Su forma de vida cuenta mucho para nosotros. Nuestro trabajo consiste luego en redibujar el espacio, gracias a planos, para hacer que los volúmenes y la circulación sean más agradables. La elección de los materiales, colores, mobiliario, llega solo después…

¿Cómo definirían el estilo de su estudio?

Proyecto de escuela “Sueño de un día de verano” (2017).

Lo importante, para nosotros, es de contar una historia justa, capaz de proyectar la atmósfera adecuada. Tal vez sea el motivo por el que estemos pensando en la hostelería, en este momento. Comer, dormir… En una palabra, vivir.

¿Cómo surge la pasión por los espacios y los volúmenes?

¡La energía del descubrimiento! La de un material nuevo, de una técnica tradicional, una textura inesperada, una atmósfera particular, un lugar singular… La inspiración está en todas partes y este mundo permite una curiosidad sin límites.

Han fundado su estudio en dúo. ¿Es importante, el aspecto colaborativo?

Nos gusta la configuración de nuestro dúo: intercambiamos nuestras ideas, encontramos soluciones juntos, reaccionamos a partir de las propuestas del otro… ¡Un proyecto de arquitectura no se hace nunca solo! Muchos actores permiten que un proyecto tome vida y es lo que nos parece interesante. La riqueza de nuestra profesión pasa por los intercambios.

“Grotto”, el proyecto que les ha permitido ganar el Gran Premio de la Design Parade de Toulon 2018, es seguramente uno de sus mayores éxitos. ¿Qué cuenta esta estancia?

“Grotto”. Fotografía, Luc Bertrand (2018).

¡Nos cuenta a nosotros! Se trata de una pequeña estancia intimista, que evoca nuestros recuerdos y nuestra visión soñada del Sur de Francia y de la cuenca del Mediterráneo. Un lugar al que se acude para reponer fuerzas, a la hora de la siesta, protegido de los rayos ardientes del sol, con una biblioteca excavada en el propio muro, llena de recuerdos.

Encontramos también este estado de ánimo “nature” en su escenografía de la exposición fotográfica de Sarah Mei Herman, mostrada en las tiendas American Vintage…

Este lado “nature”, efectivamente, forma parte de nuestro ADN. Pero hemos puesto menos de “nosotros”, en esta escenografía para poner de relieve la obra de Sarah. Se trata sobre todo de contar su historia, ¡no la nuestra! De modo que hemos trabajado en una puesta en escena relativamente neutra, para poner de relieve sus fotos. Nos hemos centrado en las texturas, las materias: bruto, sin artificios. Un universo fiel al relato de Sarah Mei Herman, pero también a los valores de American Vintage.

¿Su próximo proyecto?

Una casa en pleno corazón de Auvernia.

¿Qué consejo darían a aquellas y aquellos que quieren seguir su camino?

Seguir siendo creativos, rigurosos, apasionados y curiosos. Nuestras experiencias pasadas enriquecen nuestros futuros proyectos y es importante vivir las cosas. Ya sea para leer, ver o escuchar.

¿En qué ropa trabajan?

¡Privilegiamos la ropa cómoda! Alternamos entre visitas de obra y días pasados delante del ordenador, de modo que tenemos que estar cómodos con la ropa. Para esto, los básicos son indispensables: un chino, una camisa, una camiseta, un jersey bonito…

¿Cuál es la prenda de American Vintage que prefiere?

Las camisetas suaves, tan agradables para trabajar como para relajarse…

Consulte nuestras líneas de camisetas de hombre y de mujer.

El AMV Journal es un espacio dedicado a los encuentros, al descubrimiento y a los viajes. Cada semana, vibre al ritmo de los flechazos, retratos e inspiraciones de American Vintage y de su estudio de creación.