Guillaume Lanier

American_Vintage_Guillaume

En Niza, a orillas de la playa Coco Beach o en las alturas de la Villa Arson de la que le gustan las curvas geométricas, hemos quedado con Guillaume Lanier. Florista creativo y sensible, ha estado sumergido ya de muy pequeño en un suelo de pétalos, ya que su padre ejercía la misma profesión.

“Es una profesión que se renueva constantemente, un eterno comienzo. Cada día, creas un ramo diferente”, confiesa el que se destinaba más a una carrera de arquitecto de interior. Encontrar un equilibrio en las formas, lugares, colores, detalles… Son muchos, al final, los puntos en común, entre ambas actividades. En cuanto a la ropa, Guillaume Lanier privilegia la sencillez, para dejar libre paso a su creatividad en sus composiciones florales. En American Vintage, ve una filosofía que se le parece: “Encuentro un ADN que me comunica algo con básicos, colores neutros, materias flexibles y cómodas.” Forofo de fotografía, cocina y arte en general, se inspira en la gente apasionada que cruza su camino, curioso de todo aquello que puede generar en él una emoción: “Imaginar un ramo, es ante todo generosidad, escucha, atención al otro.”

Una apertura hacia cualquier forma de expresión que corresponde a la voluntad de American Vintage de impregnarse del mundo que le rodea.