Matthieu Bourgeaux, en la punta de los pies

Portrait Mathieu

TIPTOE es lo que llamamos habitualmente una “start-up”. De estas que tienen el viento en popa. Al imaginar pies de mesa (pero también de banco o de bar) adaptables a una variedad infinita de encimeras, la marca reinventa la idea que tenemos del mobiliario. Eco-responsables y atemporales, estos coloridos objetos made in Alta Saboya invaden desde hace 4 años el interior de los estetas expertos. Una historia de éxito a la francesa encarnada por Matthieu Bourgeaux, su fundador, que ha hecho de una idea loca su proyecto profesional: diseñar y fabricar muebles bellos y lo bastante sólidos para durar toda la vida. Siempre entre dos citas, el treintañero nos habló de mobiliario sostenible, de circularidad y emprendimiento.

Crear pies que permiten crear mesas… ¿Cómo se le ha ocurrido esta idea?

Después de mis estudios en emprendimiento y gestión empresarial, lamenté no haber optado por una vía más creativa y no poder realizar una formación de diseño de producto o de arquitectura de interior. Como tenía ganas de emprender, decidí lanzarme en el universo de la decoración. Busqué un objeto para la casa que pudiera volver a trabajar de forma moderna. Así es como encontré este viejo concepto del diseño francés: el pie de mesa sargento. Fue interpretado en varias ocasiones por diseñadores de talento, pero siempre como un elemento en un mueble acabado, a menudo de muy alta gama. Pensé que resultaba interesante hacer que fuera un objeto por completo, que permitiera a cada cual crear su propio mueble, revalorizando un material existente, como una tabla, una puerta vieja o un corte de mármol. Al final propuse el objeto en crowdfunding. El éxito fue inmediato y así es como todo empezó.

La historia de su familia ya estaba muy vinculada con el universo de la producción del objeto…

Siempre he necesitado hacer algo con mis propias manos. Efectivamente, resulta divertido poner esto en perspectiva con la historia de mi familia. No llegué a conocer a mis abuelos, pero ambos crearon talleres de producción. Son estos talleres, además, que me han permitido realizar mis primeros prototipos TIPTOE, cerca de Chamonix.

¿En qué se basa el compromiso de TIPTOE en términos de eco-responsabilidad?

Nuestro objetivo es de concienciar a los consumidores que no tiene sentido fabricar sillas en la otra punta del mundo, ni cambiar de mesa como de camisa. La comprensión es menos inmediata que para la alimentación o la ropa, mientras que el impacto medioambiental del sector del mueble es enorme. Estamos hablando de productos muy voluminosos que consumen mucha materia. Estos últimos años, todos hemos sido educados a comprar muebles de mala calidad muy baratos, y desecharlos en cada mudanza para comprar otros nuevos. En TIPTOE, queremos cambiar la forma de consumir los muebles. Para ir más lejos, de aquí a finales del año vamos a implantar un sistema de recuperación de muebles que permitirá a nuestros clientes comprar nuevos productos TIPTOE más baratos. Y a nosotros, nos permitirá devolver una segunda vida al mobiliario. Es lo que llamamos la circularidad.

¿Qué consejos daría a aquellas y aquellos que sueñan, como usted, con emprender?

En primer lugar, deben compartir sus ideas al máximo con la gente que aprecian. Sobre todo, no guardarse su idea codiciosamente por temor a que otros se la acaparen. Entre tener una idea y ejecutarle, hay un mundo. El riesgo es ridículo. Sin embargo, consultar opiniones puede ser decisivo. ¡También diría que hay que dejar de dudar y lanzarse! Lo bueno no solo pasa a los demás, si le dejamos la oportunidad de que suceda. Para ello, hay que empezar tranquilamente, un pie y después otro, fijándose objetivos alcanzables en unos meses.

¿Cuál es su estilo en el trabajo?

Como para las demás cosas materiales que consumo, intento comprar menos cosas, pero de calidad superior a la media. Opino que la moda pronto debe cambiar, porque el modelo ya no es sostenible. Privilegio los atemporales de buen corte que podemos guardar durante mucho tiempo. En cuanto al look, trabajo a menudo en tejanos y camisa. Me gusta ir bien vestido, pero también quiero mantener un estilo casual. No me gusta la idea que la ropa esté demasiado codificada. En American Vintage, por ejemplo, me gusta mucho la chaqueta en denim OZISTATE: a la vez sencilla, bonita y sólida. Un poco como los productos TIPTOE, al final.

Pies de mesa y sillas “SSD”, una de las últimas creaciones de TIPTOE.